emule

Orientaciones para los detenidos P2P

juicio800

Si eres uno de los miles de internautas españoles que han sido detenidos en una redada P2P motivada por delitos relacionados con la pornografía infantil,  quizás esta página te sirva de ayuda.

PRINCIPIO BÁSICO

Para empezar debo aclararte que partimos de un principio básico: la pornografía infantil es un material execrable, consecuencia de un delito previo: la pederastia. En el caso de que tu detención esté motivada por tu adicción a contenidos pornográficos infantiles, tienes que darte cuenta que has cometido un delito según el código penal vigente en España. Te rogaría recapacitaras sobre tu conducta y te invito a que solicites ayuda a algún profesional que pudiera ayudarte en tu problema.

Si tu detención está relacionada con descargas accidentales de pornografía infantil,  esta página intentará orientarte en la preparación de tu defensa técnica.

Ver documento de Orientaciones para los Detenidos P2P

Notificación telemática enviada a la Guardia Civil

Sres.:

En vuestro comunicado de prensa referente a la redada P2P Mandarina organizada por la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Córdoba,  se indica lo siguiente:

Una vez localizados e identificados los presuntos pederastas,

El término pederasta hace referencia a una persona que ha abusado sexualmente de un niño.  Todos tenemos en mente a Santiago del Valle, el asesino de la pequeña MariLuz,  como principal referencia.

Las personas que habéis detenido en las recientes redadas P2P no serán juzgadas por pederastia.  El supuesto delito que se les imputará será tecnológico, no carnal (artículo 189 del Código penal).

Por tanto, si fuerais simples “civiles” estaríais imputando un delito no cometido y eso también tiene nombre en el código penal: calumnias (artículo 205) + hechas con publicidad (artículo 206)

No creo que sea necesario decir (un Guardia Civil aconseja tener material suficiente para criminalizar a alguien) que etiquetar a una persona como pederasta genera consecuencias irreversibles y destroza por completo su entorno social.

Apelo a vuestro lema “El honor es la principal divisa del Guardia Civil“.   Aunque el honor puede significar  “gloria y buena reputación”, en este caso hago referencia a honor como cualidad moral de llevar el cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo.

Indignado

Notificación telemática enviada a través de https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/colabora.php

Noticias relacionadas:

Un experto aconseja “tener material suficiente para criminalizar a alguien”

En 2009, el ex Comandante Juan Salom realizaba las declaraciones que aparecen en el vídeo anterior, en la que afirmaba que construía pruebas con “basta encontrar cuatro cosilla en el ordenador“.  Este Comandante fue el responsable de la implantación del fallido rastreador Híspalis (5 rastros), que elaboró la Empresa Astabis, y que arruinó la vida a cientos de usuarios P2P españoles con unas pruebas técnicas de lamentable calibre técnico y moral.  El mismo rastreador que ahora utiliza la Fundación Alia2 y que se ha rebautizado como rastreador Florencio, que recordemos alzó a España como subcampeona del mundo en el consumo de pornografía infantil aplicando la errónea ecuación: un rastro P2P = pedófilo, obviando ésta investigación, variables independientes imposibles de medir como la intención de la descarga o la certeza de la ilegalidad del contenido remoto en base al MD4.

Ahora en 2012, otro agente de la Guardia Civil,  Gonzalo Sotelo Seguín, responsable del Equipo de Investigación Tecnológica perteneciente a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra,  precursores del nuevo rastreador Vicus (15 rastros), cuyo uso parece quedar restringido a su equipo de investigación (véase reciente operación de la GC basada en una única descarga P2P). Este experto realiza estas otras declaraciones: Un experto aconseja “tener material suficiente para criminalizar a alguien”

“¿La razón? Criminalizar a alguien es muy sencillo, y las consecuencias sociales para esa persona son abrumadoras, evidentemente”, apuntó, aunque precisó que “la simple tenencia de pornografía de menores es delito, pero otra cosa es el planteamiento de una investigación”.

Precisamente, recordó que una de las problemáticas de las redes P2P era la “fácil criminalización” de usuarios con descargas erróneas, “porque yo, siendo políticamente incorrecto, no sé si tendría capacidad de detener a una persona porque tiene una película de porno infantil en Emule que se llame ‘El Señor de los Anillos’ o ‘Blancanieves'”.

El agente Sotelo llega a afirmar que “la simple tenencia de pornografía de menores es delito“.  Esta afirmación es errónea.   La simple tenencia (acción) no es delito. El artículo 189.2 del Código Penal Español penaliza la tenencia para “uso propio“.  Por tanto, además de la simple tenencia (acción) se precisa del elemento subjetivo,  la intención de tener (dolo). ¿Son conscientes los usuarios de todos los archivos existentes en su ordenador?

Pero el problema va mucho más alla que la “fácil criminalización de los usuarios con descargas erróneas“,  el problema es la errónea identificación remota de infractores fundamentadas en metadatos P2P sin difusión efectiva.   Unos metadatos que son obtenidos con herramientas no homologadas por ningún organismo y que de manera alarmante convierten judicialmente una IP = usuario and MD4 = contenido ilegalsin percatarse de este grave error asociativouna IP no determina remotamente al infractor, identifica al titular que paga la factura y un MD4 es un viejo algoritmo de resumen que no sirve para identificar remotamente un contenido, sino como garantía de autenticidad certificando que lo descargado genera el mismo HASH que lo anunciado remotamente.

La ignorancia cabalga en manos de los “expertos” y la verdad se esconde, hasta que algún día este holocausto digital salga a la luz.

Un mudo en el país de los ciegos

Para hacer justicia

Un texto que me ha remitido otro detenido P2P:

Para hacer Justicia, es imprescindible profundizar en la especificidad de los hechos y aportar las evidencias concretas que han de avalar toda condena. “sensu contrario” , el fulgor estereotípico de la “navaja de Ockham” (enfoque simplificador de toda conducta) en cualquier estado judicial es poco menos que un infalible detector de la arbitrariedad, esto es: la doctrina de la responsabilidad objetiva. Pongamos por ejemplo el “caso Contador”. La detección de una sustancia prohibida en el organismo de un deportista equivale a la del maligno, en los perseguidos por brujería , a la de la ideología perversa ora en los contrarrevolucionarios, ora en los comunistas, o al fruto de la relación pecaminosa en el cuerpo de mujeres que deben ser lapidadas incluso si han sido violadas, y en fin, al pasivo usuario de Internet que con argumentos de p2p también deben ser ajusticiados.

Éste es el silogismo: en el cuerpo (ordenador) de Contador (imputado) , había clenbuterol (archivos presuntamente delictivos), ergo Contador (imputado), es culpable. Toda institución que quiere que se sienta su poder rodea sus procedimientos de la máxima parafernalia, el TAS (cierta Justicia), acaba de demostrar que en el fondo le resulta irrelevante la causa de la presencia de 50 picogramos (cuatro miniarchivos con presuntas jóvenes aniñadas prostitutas) en el organismo (ordenador, casa, oficina etc.) de nuestro campeón. ¿ Porqué estaba esa sustancia en proporciones infinitesimales ? Pues simplemente porque había entrado sin que el interesado lo impidiera (cómo impedir el imposible de la transmisión de datos por p2p). Y a partir de ésta premisa, al instructor le da igual que procediera de un acto deliberado de dopaje o no. Y rizando el rizo: ¿Qué pensaríamos si Contador invitara a un grupo de jóvenes deportistas de ciclismo (alevines, infantiles) a una comida informal de hamburguesas y éstas estuvieran contaminadas?… Sería condenado por envenenamiento (corrupción de menores) ?.

Contador ha sido condenado por no hacer nada, por pasividad, que el tribunal califica como negligencia (dolo), consistente en no haber evitado el ingreso de la sustancia en el cuerpo (la transmisión de datos por el sistema p2p). ¿Cómo podía haberlo hecho? ¿Acaso analizando todos los alimentos (todo tipo de descargas) que ingería todos los días? La sentencia del TAS, aplica al deportista (acusado) la misma sanción máxima que le habría correspondido si se le hubiera cogido “in fragantti” en plena autotransfusión de sangre contaminada (receptor de archivos igualando al que prostituye a menores y hace esos archivos). El complejo de nuestros legisladores y su hipocresía para luchar contra la prostitución infantil, enfangados en grandes acuerdos internacionales se convierte en el axioma que lo justifica todo. Como la amenaza de la herejía, la secularización de los creyentes o el riesgo de la infiltración comunista, a grandes males, malos remedios. La utilización de instrumentos de detección de todo tipo , combinada con la doctrina de la “responsabilidad objetiva” que no establece un umbral mínimo para lo que debe considerarse doping (p2p), deja inerte a todo deportista (internauta) ante cualquier maniobra contra él.

En resumen y contrariando al franciscano Guillermo de Ockham (principio de parsimonia) , cuando caben varias explicaciones a un hecho, lo correcto no es optar por el más simple. Javier.

La LOPD ¿no se aplica en los procesos judiciales?

Una de las primeras recomendaciones que suelo realizar a los detenidos P2P, que contactan conmigo a través de mi correo electrónico (indignado7777@gmail.com),  es que soliciten a su abogado copia de todo su procedimiento.

Cuando tiene en su poder la documentación, lo primero que les llama la atención es ver que en esos papeles aparecen los datos personales de los detenidos en su misma operación P2P, pese a tratarse de casos judiciales independientes.   Entonces les suele surgir una pregunta natural “¿quiere esto decir que del mismo modo les aparecerá a los otros mis datos personales?”. Obviamente la respuesta es sí.

Pero quizás les sorprenderá saber que entre esos papeles pudiera aparecer los datos personales del internauta que originalmente descargó de forma accidental pornografía infantil y cuya denuncia en comisaría dio lugar a la operación P2P.   Es público, notorio y frecuente que las operaciones P2P se inícien gracias a la “colaboración de los internautas”,  a la denuncia de un usuario que declara haberse descargado pornografía infantil de forma accidental en las redes P2P (ver registro de operaciones iniciadas por una descarga accidental).

En base a lo anterior,  suelo recomendar, ante una descarga accidental de pornografía infantil, la NOTIFICACIÓN TELEMÁTICA frente a la DENUNCIA FORMAL.

La denuncia formal siempre origina una causa judicial que conduce la detención de otros usuarios que pudieran estar en la misma situación que el internauta denunciante. Mientras que la notificación telemática es suficiente para poner en conocimiento de las autoridades el tropiezo.  ( Recomendaciones ante una descarga accidental de pornografía infantil)

Cuando hablo de la LOPD (Ley de Orgánica de Protección de Datos) me viene a la cabeza las notificaciones judiciales que recibí durante mi proceso.  Llegaban del juzgado en un folio abierto sin sobre y se podía leer desde lejos en la parte superior  del folio en negrita: PORNOGRAFÍA INFANTIL Y PROSTITUCIÓN.  Caso parecido me contó el perito informático que contraté para mi defensa. Estuvo de viaje quince días y cuando regresó su buzón estaba lleno. Se encontró encima del mismo la notificación judicial, en folio abierto y sin sobre.  Todos los vecinos de su portal pudieron leer el mismo título. (ver mi narración de ese suceso)

¿La LOPD no se aplica en los procesos judiciales? o ¿los detenidos P2P no tenemos derecho al amparo de la LOPD?
¿Ser un presunto pedófilo (sin presunto para muchos) te retira el amparo constitucional?

Un mudo en el país de los ciegos