pedofilia

Memorias 2010: Fiscalía versus Detenidos P2P

Durante estos días se ha presentado la Memoria de la Fiscalía 2010. Un documento que cuantifica el número de intervenciones del Ministerio Fiscal, donde la gran mayoría de los casos son iniciados por las investigaciones de nuestros agentes.  Este informe suele emplearse erróneamente como indicativo de la criminalidad existente en España. Y digo erróneamente porque el número de detenidos que se indica en el informe será  siempre superior al número de personas que finalmente son condenadas por el delito que se les imputaba.

En esta Memoria de la Fiscalía, concretamente en la página 1082, se debate sobre la problemática de los delitos tecnológicos.  Entre las cuestiones planteadas se habla de la ausencia de unos criterios específicos en relación a los problemas de competencia:

Una cuestión destacable en esta materia es la relativa a la ausencia de unos criterios específicos en relación a los problemas competencia- les que no pocas veces se plantean, desde el punto de vista territorial, entre los órganos judiciales que instruyen causas de esta naturaleza, habida cuenta de la peculiaridad de los actos que componen las actividades delictivas a través de las nuevas tecnologías, cuya ubicuidad es discutible en muchos supuestos, a coexistir actos perpetrados en diferentes lugares y tiempos, por distintas personas, cuyas consecuencias sólo se detectan en territorios concretos, a veces en virtud de denuncias de particulares, que finalmente determinan la competencia por el lugar de inicio de las investigaciones, sin atender a otros fueros. Ejemplo práctico de ello son los supuestos en los que a raíz de la intervención de material pornográfico en una determinada localidad, las investigaciones revelan posteriormente auténticas redes de intercambio y difusión de dicho material que, finalmente, y a pesar de afectar a territorios de distintos partidos judiciales, se unifican en macro procedimientos de difícil instrucción, no ya sólo por su complejidad técnica, sino por la multitud de personas implicadas, bien en su calidad de víctimas, bien en la de imputados.

Que sepamos, hasta el momento no hemos visto ningún macro procedimiento judicial por intercambio y difusión de pornografía infantil.  Las macro redadas que culminan con la entrada y registro de multitud de hogares españoles de forma simultánea,  finalizan con el reparto de procesos judiciales provinciales e individuales.  Como sabemos, los detenidos P2P no tienen ninguna relación entre sí y es por ese hecho que  a ninguno se le ha aplicado el agravante de banda organizada.   ¿De dónde ha sacado esta reflexión el Ministerio Fiscal?  ¿Veremos algún día en España un macro juicio por una redada P2P?  ¿Con qué criterio seguirán justificando las órdenes de registro simultáneas si luego cada detenido tendrá su particular e individual proceso judicial?

Por su parte la Fiscalía Provincial de Girona, en un esfuerzo de humildad, viene a reconocer lo que muchos nos estamos percatando desde hace bastante tiempo:

Según la Fiscalía Provincial de Girona, los delitos informáticos son una materia desconocida para la gran parte de la carrera fiscal y judicial a consecuencia de su carácter innovador, por ello se pretende que desde el momento en el cual entra en el Juzgado un atestado, se tenga un punto de referencia para indicar cuál es el procedimiento a seguir. Así las cosas, lo primero en lo que se trata de asesorar es quien es el Tribunal competente en ese caso concreto, para lo cual se intenta indicar a los señores Fiscales cual es la línea jurisprudencial actual y los criterios que la misma sigue.

El principal problema que yo observo es ¿quién establece los puntos de referencia? ¿los peritos informáticos del Estado? ¿qué cualificación o capacitación profesional tienen? ¿por qué en muchas ocasiones los señores fiscales parecen estar juzgando a pederastas (abusador sexual)?: Recordemos el caso del fiscal Javier García Cabañas que se dirigió al acusado con el tratamiento de «señor», pidió perdón a la Sala y corrigió para tratarlo de «individuo».    El detenido P2P fue condenado a 6 años de prisión en 2008,  afortunadamente una desproporcionada condena impensable en la actualidad.

Pero añade más la Fiscalía de Girona:

Una vez se tiene claro que el procedimiento penal corresponde al Juzgado donde el Fiscal se halla adscrito, la labor de apoyo se traduce en indicar cuáles son las diligencias a adoptar así como el procedimiento para su llevanza a cabo, de tal modo que se supla no sólo la posible falta de conocimientos técnicos informáticos del Fiscal sino también del Juez de Instrucción, y de ese modo garantizar la buena marcha del procedimiento (cómo rastrear una dirección IP, cómo levantar un acta de evidencias digitales, cómo se ha de proceder al precintado del disco duro, modo de llevar a cabo un volcado de imágenes o videos…).

Son numerosas las ocasiones en las que he denunciado la manipulación, no digo intencionada,  de las evidencias digitales por parte de los agentes, desde el mismo momento que en el registro domiciliario acceden al equipo informático del sospechoso sin tomar ningún tipo de precaución (asegurar copia de la evidencia digital antes de su manipulación).   En muchas ocasiones los agentes alteran, por desconocimiento, datos relevantes,  como por ejemplo la fecha de último acceso que se almacena en el sistema para cada archivo hallado en un ordenador, y  que serviría para determinar el uso (dolo).

Dice el Ministerio Fiscal:

El Ministerio Fiscal ha podido observar cómo en muchas ocasiones los Juzgados, que no se hallan especializados en este tipo de delincuencia, sobreseen directamente los procedimientos por desconocimiento de que se puede investigar hasta descubrir la autoría del delito, y en otras ocasiones no saben las diligencias a practicar realmente o se dilata un procedimiento con diligencias que no van a llevar a resultado concreto alguno. El servicio ha ayudado a orientar la instrucción y sobre todo a la idea clave de que este tipo de delito exige rapidez en la instrucción, porque si no el rastro para hallar al autor del hecho puede desaparecer con mucha rapidez y frustrar de ese modo la investigación.

Esa exigencia de rapidez en la instrucción que indica la Fiscalía ¿significa finalizar el procedimiento mediante un trato? La Fiscalía conoce y no menciona que,  la inmensa mayoría de estos casos de detenidos P2P finaliza con un trato. La Fiscalía se aprovecha, en muchas ocasiones,  de la presión emocional que estos asuntos generan y que provocan la  indefensión psicológica del acusado,  que prefiere aceptar una condena mínima y finalizar con esta pesadilla lo antes posible, a pelear inútilmente por su inocencia. El Tribunal Supremo ya ha advertido sobre la irregularidad de esta situación.  (Id Cendoj: 28079120012009100556 sobre la normalización de los acuerdos de conformidad).

Paradójicamente la Fiscalía narra como si fuera una generalidad,  casos muy puntuales, como el problema de las supuestas descargas de pornografía infantil en los Cybers:

Pero es que otra gran parte de estos delitos se realizan en nuestro territorio pero sin control alguno por efectuarse en establecimientos abiertos al público que carecen de todo tipo de medida de seguridad, es decir, los cybers. En casos de comisión de estafas bancarias o de difusión de pornografía infantil, muchos de los autores de los hechos actúan desde España pero acudiendo a cybers para la utilización de ordenadores situados en este tipo de establecimientos, con lo cual, en el momento de hallar la IP resulta que la persona que está detrás de ese terminal informático no se puede determinar porque no se sabe quién es. Este problema se solucionaría si se exigiese un registro para el control de las personas que usen los diversos ordenadores, de tal modo que toda persona que usase un terminal tuviese que registrarse en el cyber como usuario del ordenador concreto que utilice, impidiendo así la comisión de delitos en establecimientos de estas características.

Lo paradójico de esta reflexión de la Fiscalía es que, no se percatan de que cuando entran a saco en un domicilio de un caso P2P puede estar sucediendo lo mismo.  La IP pública (clase A) en Internet no es la matrícula de un ordenador, tampoco es el DNI de un usuario.  La IP pública en internet identifica a la persona que paga la cuota de una conexión a internet, que pudiera no ser el infractor.  Detrás de una IP pública,  como repito eternamente, puede existir uno o varios ordenadores, uno o varios usuarios, uno o varios eMules,  troyanos compartiendo archivos,  tus vecinos robándote la WIFI, etc. Por tanto,  la IP pública no determina al infractor o lo que judicialmente debería ser lo mismo: La IP pública, por si sola, no es un INDICIO RACIONAL para justificar un registro domiciliario.

Destaca el informe  la estrecha colaboración de  la Fiscalía Provincial de Granada con los agentes:

Según la Fiscalía Provincial de Granada, uno de los aspectos del Servicio que más se ha considerado es la relación continua y fluida con los miembros de las unidades especializadas de la Policía Judicial, con los que se mantiene una estrecha relación –tanto a nivel local como nacional–, determinando de esta forma una unificación de hecho de criterios operativos y de tramitación procesal. A tal fin, se han mantenido contactos formales en reuniones de coordinación con al menos periodicidad trimestral con los responsables de las tres unidades operativas en la materia, EDITE y EMUME de la Guardia Civil, y la Brigada Provincial de Delitos Económicos y la Brigada Provincial de Información del Cuerpo Nacional de Policía. Los resultados son remarcables en cuanto concierne a la dirección y logros de las investigaciones desarrolladas.

Una estrecha colaboración que no ha dado por fruto la unificación de un criterio policial estable y fiable para certificar de manera remota quién está difundiendo pornografía infantil en las redes P2P de manera intencional, y evitar la ejecución social de personas inocentes.  Cada cuerpo policial, incluso cada comisaría, pudiera tener su particular criterio policial– un rastro P2P, tres, cinco, diez, quince, etc.- y su particular y prestada herramienta NO HOMOLOGADA de rastreo – eMule Plus, Híspalis, NordicMule, Vicus, etc.

Unas herramientas que,  recordemos, no elimina los archivos de las redes P2P. La labor policial se limita a la simple persecución de usuarios P2P, que no han producido, ni si quiera comprado,  ningún tipo de pornografía infantil, y que,  a su vez, pudiera ser víctimas de descargas accidentales de esos lamentables contenidos.

Un mudo en el país de los ciegos.

 

Hoy he visto mentir a un Ministro, ¿a quién debo creer ahora?

Yo no hablo de estos escabrosos asuntos porque me dé la gana, sino porque hace cuatro años fui detenido en una redada P2P relacionada con la pornografía infantil, por un criterio policial absolutamente ridículo procedente de un agente de la Brigada de Investigación Tecnológica de nuestra Policía Nacional (actual agente de la Europol).  Gracias al Dios que sea, tras un calvario personal, he sido absuelto. (resumen de mi caso)

Hace pocos días una gran deportista española fue fusilada por los medios debido al rumor ¿de dónde? de que en su domicilio se habían hallado sustancias ilegales, sin si quiera esperar a que exista tiempo para que se determine jurídicamente si eso es cierto o no.   Algo similar ocurre con los detenidos P2P.  Los agentes policiales, a escasas horas de los arrestos y sin que exista tiempo material para afirmar tal cosa, se apresuran a decir que se ha intervenido millones de imágenes ilegales.  Luego pasa lo que pasa, las “niñas” eran actrices porno adultas, pero ya es tarde para reparar el daño al detenido P2P.

Cuando pensaba que lo había visto todo,  acabo de ver a un Ministro mintiendo descaradamente a los ciudadanos en la Televisión oficial del “Régimen Español” en Estado de Alarma, negando la evidencia democrática de quienes nos representan en el Congreso de los Diputados. Sr. Rubalcaba, la tumbada Ley Sinde  ¿era una ley con consenso? ¿una ley equilibrada? ¿que garantizaba la actuación judicial?.  Esta demagogia frente a lo que es evidente ¿acaso no es lo que hacen los dictadores para imponer su voluntad?

El mismo Ministro que lleva el Ministerio del Interior, máximo responsables de los agentes que parecen calcular con exactitud cuándo organizar los golpes de efecto sobre estos asuntos: Detenidos dos propietarios de webs de enlaces

Si ya nada me sorprende, quisiera compartir con ustedes una impresión que me hace sentir mal, aunque no tenga la certeza, lo que leo y veo me ofrece serias dudas.

Hace algunos meses,  a través de este mismo medio, denuncié que alguien estaba haciendo una copia no autorizada de mi blog. Un backup (copia de seguridad) de páginas web que pudieran ser objeto de censura y ser cerradas por defender  a los pedófilos.

Yo no soy pedófilo. Supongo que el motivo que llevó a esta persona a incluir mi blog en esa lista no era otro que mi insistencia en que la Sociedad debe separar y no confundir los términos pedófilo (pensamiento de atracción) y pederasta (acción delictiva).  Para mi fue un principio básico para poder separar y explicar que muchos usuarios P2P hemos sido detenidos en base a la presunción de placer en el ojo ajeno más que por las evidencias digitales presentadas por los agentes.

La persona que realizaba esa copia de mi blog, que siempre se declaró abiertamente como pedófilo,  ha sido detenida recientemente en una operación policial.

Como les he dicho en varias ocasiones, antes de ser detenido para mi era lo mismo un pedófilo que un pederasta.  Ahora  ya no estoy afectado por esa confusión que provoca la pedofilofobia. Puedo separar para intentar buscar pistas que conformen mi propio criterio.

Lo que he visto y leído es que han detenido a un joven pedófilo.  Su detención parecía una boda organizada: las cámaras estaban antes del registro filmando el domicilio,  el público debidamente informado para insultarle a su salida hacia comisaría,  su nombre y apellidos publicado en todos los medios,  imágenes del interior de su casa, de su ordenador personal etc. Demasiadas cosas que me chirrían en este proceder que nos confirman que a este joven se le ha denegado sus derechos simplemente por ser pedófilo ¿dónde está eso en el código penal español? ¿acaso este joven es pedófilo porque quiere? ¿Acaso no es una circunstancia personal? (art.14 CE).

Me pareció  “de película” la actuación de otro joven Hacker que propició la operación policial.  ¿Habrá sabido evitar los efectos de la pedofilofobia?  Los cantos de sirena, convertidos en textos moralmente insoportables, pero del todo legales,  ¿pueden llevar a una persona a cometer un delito para embadurnar a alguien como si del propio demonio se tratara?

Pero quizás lo que más me ha hecho dudar es ver de nuevo la mano del Cafetero Perturbado detrás de todo esto (acceso a su blog con enlace anonimizado para que no te pille la IP).  Un demente anónimo que ha manipulado a su antojo a agentes tecnológicos, periodistas, Ong y políticos de todo el mundo.  No descarto que este manipulador del dolor de la infancia haya inducido al joven Hacker en esta guerra moral.  ¿Por qué llego a esta conclusión?

Vean este vídeo de Antena3 sobre esa operación policial, minuto 00:58 , aparece la web del Cafetero Perturbado.  No descarto incluso que fuera él uno de los supuestos usuarios que pudieran haber compartido archivos ilegales para embadurnar al joven pedófilo. Total ¿quién va a creer a alguien que abiertamente se define como pedófilo?

¡Que conste! Yo condeno cualquier tipo de  violencia o abuso sexual, especialmente infantil,  incluso su mero intento. Lo que no puedo condenar es a alguien que inevitablemente tenga esos pensamientos, mientras pueda controlarse y respetar la legalidad vigente.

El Potaje de la Pornografía Infantil en Internet

Cuando se van a cumplir 100 días desde que el Juez dejó visto para sentencia mi caso,  he intentado recopilar los principales documentos existentes en la red que analizan el problema de la pornografía infantil.

Aunque existen multitud de pequeños detalles que me gustaría comentar, voy a hacer un breve resumen de cada documento.

Documento: Pornografía Infantil: Modelo de legislación y revisión global, quinta revisión de 2008

El más reciente, elaborado por International Centre for missing  & explited children.  Un documento financiado por los EEUU, aunque en el mismo se aclara que “las opiniones, averiguaciones o recomendaciones expresadas aquí pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las del Departamento de Estado de los Estados Unidos

En este documento propone un “modelo de legislación mundial”  o lo que denominan armonización de las leyes , con propuestas como:

1) La definición de “niño” para los propósitos de la pornografía infantil como cualquier menor de 18 años, sin importar cuál sea la edad correspondiente al consentimiento sexual;

Esta redefinición del término “niño”  muy extendida a nivel mundial es insuficiente y peligrosa,  ya que no se especifica que el supuesto menor de 18 deba ser identificado,  pudiendo ser suficiente que “parezca” menor (pornografía infantil técnica o simple impresión subjetiva del observador). En España la edad de consentimiento sexual es a partir de los 13 años,  siendo imposible determinar científicamente a simple vista  la edad de una persona en la franja de edad de la incertidumbre (a partir de la adolescencia).  Es sin duda necesaria la identificación del sujeto para determinar si es menor de edad o no,  y por tanto si existe delito o no.

(5) se requiere que los Proveedores de Servicio de Internet (ISP) denuncien a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o a otros organismos, cualquier sospecha de actividad pornográfica infantil.

El término ISP (Proveedores de Servicio de Internet) ofrece confusión, pero se intuye que hace alusión al servicios de hosting o alojamiento de páginas web y no al servicio que ofrecen los proveedores de acceso a internet.  Aunque estos últimos suelen ofrecer también espacio web,  me parece importante señalar esta diferencia entre un ISP de acceso a internet y un ISP de alojamiento web.   Como también es importante diferenciar la supervisión de contenidos que pudiera hacer uno u otro. Un ISP de espacio web podría localizar en sus servidores archivos de pornografía infantil alojados por un determinado perfil de usuario,  igualmente un ISP de acceso a internet podría analizar el tráfico de una conexión a internet,   dudo si en el primer caso, pero afirmo que en el segundo, se requeriría una autorización judicial,  tal y como indica el  artículo 18.3 de la Constitución Española.

Documento: Defensor del Pueblo pornografía infantil en internet

Un documento que me ha sorprendido y que tiene relación con el apartado anterior, corresponde al escrito que elaboró en el año 2003 El Sr. Enrique Múgica Hergoz, que no olvidemos es abogado y fue Ministro de Justicia entre 1988 y 1991 bajo el mandato del Partido Socialista,  solicitó al Gobierno lo siguiente:

b) Que la entrega de esos datos a los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado se efectúe cuando éstos actúen en cumplimiento de las funciones de carácter preventivo que legalmente tienen asignadas, sin que sea necesario en todos los casos que actúen en funciones de policía judicial.

¿que los agentes pudieran recibir de las operadoras datos privados de los usuarios, sin que mediase previamente una orden judicial? ¿El Defensor del Pueblo en contra de la Constitución?

Siguiendo con el análisis del documento que inicia este post,  se incita desde ese escrito a la penalización de la mera visualización de contenido pornográfico infantil, sin ofrecer las pautas de cómo distinguir entre la mirada de un policía que analiza un vídeo de pornografía infantil, un internauta que se tropieza por error con estos contenidos o un pedófilo que lo busca intencionadamente ¿cómo analizamos la mente de cada individuo para saber quién está pensando qué al ver esas imágenes?  Los errores de atribución de intención libidinosa pudieran ser catastróficos en los procesos penales.

Documento: Prof. Fernando da Rosa en Octubre de 2004

Otro documento que me ha llamado la atención elaborado el Mercosur, Bolivia y Chile.   Más que los resultados, me ha llamado la atención este párrafo alusivo a la policía brasileña:

Un aporte interesante que surge de Brasil, en base a los cuestionarios de informantes calificados, es detectar una “cultura patrimonial da informação” principalmente en el medio policial, donde cada órgano trata de desarrollar solo la investigación a fin de obtener los méritos de la solución, lo cual limita la cooperación entre los distintos departamentos involucrados.

¿puede las ansias de reconocimiento social de los investigadores conducir a errores en las investigaciones de pornografía infantil? ¿Cómo eliminan los prejuicios existentes para mantener la presunción de inocencia? ¿Están justificando debidamente las pruebas técnicas para probar un delito? Si bien pudiéramos pensar que los agentes se les presupone esas virtudes ¿por qué en España no existe un único cuerpo  coordinado  para estos asuntos?  ¿qué pasa con los cientos de internautas que se han proclamado como protectores virtuales de la infancia?  ¿Es esta una lucha honesta o impera el narcisismo patológico de sentirse reconocido socialmente?

Finalizo haciendo mención a una de las ONG más criticadas por los internautas, debido a los controvertidos mecanismos que ha empleado para combatir la pornografía infantil en internet.  Hablo de ANESVAD.

He de decir que sorprendentemente los documentos y enlaces que he analizado ya no existen en la web oficial de esta ONG:

NYMPHASEX: 2001 ( http://www.anesvad.org/nymphasex)
COMPROMISO 2002 ( http://www.anesvad.org/compromiso)
http://www.anesvad.org/informe.pdf (PDF)

Así que hago referencia a esta noticia en informativos.net de 2008  ANESVAD: OCHO AÑOS DE LUCHA CONTRA LA PORNOGRAFÍA INFANTIL EN INTERNET

PERFIL DEL PEDERASTA

Según el estudio realizado por ANESVAD en 2003, respecto a las personas que consumen material de pornografía infantil por Internet, los consumidores se podrían clasificar en dos tipologías. Por un lado, está el curioso, que accede a la pornografía infantil sin buscarlo, que se la encuentra casi de forma casual en la red y accede a ella para ver de qué se trata, y que generalmente deja de consumirla cuando tiene familia, y hace una proyección de sus hijos o sobrinos en los menores utilizados.

Por otro lado, están los adictos o usuarios realmente interesados en estos contenidos de sexo con menores. Muchos han perdido el interés por la pornografía adulta y buscan algo que les excite más, contenidos más fuertes, como violaciones, zoofilia o escenas con niños.

Como se puede apreciar,  esta ONG a pesar de llevar 8 años abanderando esta lucha, no distingue entre un pedófilo y un pederasta.   Ya en 2004 el “curioso” redactor de este artículo desde la Asociación de Internautas vaticinaba :  ANESVAD: CRÓNICA DE UNA INJURIA. Si bien he de señalar que no es la única ONG que confunde a enfermos mentales con delincuentes.  Algo parecido sucedió con la ONG Protegeles cuando aprovechó el tirón mediático del lamentable suceso de la pequeña MariLuz,  para lanzar su campaña SUMATUVOZ.COM en contra de la pedofilia – una desviación sexual.  Lo lógico hubiera sido que la campaña fuera en contra de la pederastia (abuso sexual infantil).   Y es que si metiéramos en la cárcel a todos los que alguna vez han deseado que alguien estuviera muerto ¿tendríamos cárceles para todos?

Pero la pregunta es ¿es un pedófilo un enfermo?  ANESVAD nos responde en su Informe sobre Pornografía Infantil en Internet

Desde el punto de vista psicológico, los adictos a la pornografía infantil no deben ser calificados como enfermos. Su comportamiento responde a una necesidad imperiosa de consumir material pornográfico con menores, del mismo modo que ocurre con otras adicciones (alcoholismo, drogadicción, ludopatía…). Tratan de satisfacer un apetito insaciable en una búsqueda constante de la satisfacción sexual parcial, ya que no se produce –al menos en un primer momento– un contacto directo con el menor.

¿Quién dice que un drogadicto o un ludópata no es un enfermo? En fin,  un adicto a la pornografía infantil indudablemente siente atracción sexual por los niños y por tanto es un pedófilo, que mientras se mantenga virgen de su parafilia es una persona recuperable socialmente.   La Organización Mundial de la Salud en su Clasificación estadística internacional de enfermedades y otros problemas de salud (CIE 10) incluye en el Capítulo V correspondiente a los Trastornos mentales y del comportamiento el código F.65.4 correspondiente a la Pedofilia.

Aunque sirva de poco, les aclaro que yo no soy pedófilo y que estoy absolutamente en contra de cualquier tipo de abuso sexual, sea del tipo que sea.  Simplemente he realizado un cursillo forzoso sobre estos asuntos desde que fui detenido en el año 2006.

Indignado

98 días esperando sentencia

80 días sin sentencia

80 días,  con sus 80 noches,  esperando a que una persona decida  mi futuro.   Es curioso cómo te puede cambia la imagen que tienes de la Justicia cuando te acercas al abismo y te das cuenta de que todo depende de una persona.  Una persona que se presupone imparcial y capacitada, pero inevitablemente me asaltan las dudas ¿se puede ser imparcial desde el desconocimiento? ¿Podrá esta persona evitar sus automatismos morales?

El automatismo moral parece surgir inevitablemente cuando alguien se expresa en términos de protección infantil.   El caos conceptual se encarga de generar la suficiente alarma social para que cualquier tema, por muy distante que esté del abuso sexual infantil,  sea transmitido como pederastia.

El carácter instrumental de la pornografía infantil es, sin lugar a dudas,  muy poderoso.  Los argumentos sobre protección infantil evitan muchos controles, individuales e institucionales,  gracias a los automatismos morales.   ¿Quién se puede negar ante cualquier iniciativa cuyo slogan sea la protección infantil?

Desde mi punto de vista, uno de los principales problema es la incorporación de la adolescencia al término “infancia” .   El ciudadano interpreta este término semánticamente,  como el periodo que va desde el nacimiento hasta la pubertad.   Pero institucionalmente este periodo ha sido ampliado hasta la mayoría de edad.  Una ampliación que surge a raíz de las distintas declaraciones internacionales sucedidas en el siglo XX sobre la protección infantil.    En este sentido existe una gran confusión mediática a la hora de catalogar los abusos sexuales infantiles.

Analicemos la siguiente noticia: Los carmelitas apartan al cura denunciado por pederastia .  Según esta noticia, los hechos ocurrieron cuando la víctima tenía 16 años.   Según la RAE,  la pederastia es el abuso sexual cometido a un niño.   Según el código penal español en su artículo 180 establece que cualquier persona a partir de los 13 años, puede tener relaciones consentidas con quien le plazca.    Partimos de una base sólida,  cualquier tipo de abuso sexual debe ser perseguido y castigado.   La pregunta es  ¿ha presentado la denuncia el joven de 16 años o la denuncia surge de terceras partes?. Es de suponer, que en este tipo de casos, el juez está libre de automatismos morales y centrará su labor en juzgar en el marco legal vigente a esta persona.  En cambio los medios hablan de un “delito de pedofilia” y la Sociedad ya ha dictado sentencia a un cura.

La pregunta es ¿existe el delito de pedofilia? Muchas personas,   incluso profesionales de la comunicación,  confunden como sinónimos los términos pedofilia y pederastia .   Les aseguro que yo hace algunos años no sabía la diferencia.   Un pederasta es seguro un delincuente,  un pedófilo podría serlo o no.   Ante este tipo de afirmaciones,  es cuando saltan las alarmas pasionales y los automatismos morales que bloquean cualquier intento razonado de explicar tal afirmación.

De nada sirve que yo afirme que no soy pedófilo y que estoy en contra de cualquier tipo de abuso sexual.  Simplemente soy una persona que ha logrado traspasar la bruma generada por la pedofilofobia existente y afirmo que un pedófilo, mientras se mantenga casto o virgen de su parafilia,  es una persona recuperable socialmente.  Lógicamente sin llegar nunca al extremo de que un partido político  pudiera defender esta parafilia como una opción sexual.  Los pedófilos necesitan terapia y no un curso acelerado de pederastia en la cárcel.

Siendo consciente de que la Sociedad entierra cualquier discurso que se desvie de la tolerancia cero a cualquier cosa que incluso de lejos huela a pedofilia,  no me cabe más que esperar el rechazo en masa de mi personal opinión.  Lejos de ser un camicace,  no pienso salir a la calle a pregonar este sermón y simplemente lo hago constar en este blog.

Vivimos inmersos en revoluciones sociales constantes,  cada golpe tecnológico transforma nuestras vidas.  La brecha digital existente marca serias diferencias entre jóvenes y viejos.   Mientras en internet la gran masa está formada por jóvenes, las leyes  digitales están siendo elaboradas por los viejos.   Viejos a los que se les presupone competencias suficientes basadas en su experiencia vital para no cometer errores.

Analicemos la siguiente noticia: El PP presenta una batería de iniciativas contra la pedofilia en internet .   La medida estrella es la urgente aplicación del Filtro Europeo de Contenidos Online, denominado CIRCAMP.   Argumenta el PP que: “es inexplicable este retraso, que está dificultando el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la lucha contra la pedofilia y la pornografía infantil en la red“.    Pero si accedemos a la página web del proyecto Circamp, en las preguntas frecuentes podemos encontrar esta:  Does the blocking affect P2P file sharing too? ¿afectará el filtro también a las redes P2P?  Respuesta: No,  únicamente a la navegación web.     Una medida que en nada afecta a la actual labor de nuestros agentes,  que está centrada casi exclusivamente en las redes P2P donde en los últimos años hemos sido de tenidos aproximadamente 4000 internautas.

Un filtro que no está exento de controversias y cuyo principal fin es apartar de la vista del internauta del primer mundo la existencia de supuestos contenidos aberrantes, que generalmente surgen en países sin legislación al respecto.   Posiblemente también sea aplicable este filtro para incluir los cientos de perfiles de supuestos pedófilos en la red social de Microsoft, y así evitar que los europeos tengamos conciencia de una cruda realidad:  la pedofilia existe.  ¿Tapar es la solución? ¿qué pasará cuando no veamos esos contenidos? ¿nuestras conciencias estarán más tranquilas? ¿se acabarán los abusos sexuales infantiles?

La triste realidad es que los niños seguirán siendo abusados, en el mismo lugar de siempre:  en su entorno cercano,  lejos de internet.

Indignado

España confunde constantemente a bomberos (Usuarios P2P) con etarras (Pederastas)

* Se ha incluído el logo del eMule a la gráfica original

Ciertamente es una realidad preocupante.

Es preocupante observar cómo los medios de comunicación presentan la información distorsionada,  sin cuestionar la fuente,  extendiendo un grave error informativo a toda la Sociedad.

Las cifras reflejadas en esa gráfica representan en su gran mayoría a usuarios de las redes P2P (eMule).    En ningún caso reflejan la detención de pederastas (abusadores sexuales de niños).

Por si  fuera poco, al  caos conceptual existente entre términos tan diferentes como pedófilo (un efermo) o pederasta (un delincuente),  tenemos que sumar la ignorancia tecnológica que no parece diferenciar entre acciones distintas,  como el proceso de una descarga P2P frente a la acción de visitar una página web.

Así se nos presenta un dato socialmente escalofriante, el número de detenciones practicadas por  las fuerzas de élite tecnológicas españolas en relación a delitos de “tenencia y distribución de pornografía infantil”.  Delitos contemplados en el código penal en el artículo 189.1.B, que penalizan la difusión intencionada de pornografía infantil y el artículo 189.2 que penaliza la tenencia para uso propio.

Vendidos mediáticamente como pederastas, los detenidos P2P estamos en boca de comentaristas y tertulianos de la derecha, intentando ” justificar” de una manera absurda con estas cifras que los abusos sexuales no se realizan únicamente desde la Iglesia Católica.  (¡Insisto!, ¿qué abusos sexuales han sido cometido por los detenidos P2P?  Estamos frente a un delito tecnológico – una descarga P2P –  y no ante un abuso carnal )

Mientras la izquierda,  la misma que intenta cerrar las redes P2P,  promueve esta cacería de ciudadanos, pese a las cientos de notificaciones diarias que reciben nuestros agentes, procedentes de internautas que se tropiezan accidentales con archivos pedófilos en las redes P2P. Una red que sospechosamente parece haberse plagado de pornografía infantil.

Criterios policiales basados en errores de interpretación técnica que están saturando nuestros juzgados: La cacería de IP públicas con escopetas de feria sin homologar por ningún organismo que obtienen un rastro P2P, ceros y unos convertidos, por criterios policiales, en conductas pedófilas.

Los propios internautas y la otra gran mitad adormecida de España que está muy lejos de las nuevas tecnologías, aplauden y elogian la labor de estos agentes tecnológicos.  El brote de psicópatas asesinos que claman castración sería digno de un análisis psicológico social.

Agentes españoles que destinan la mayor parte de su tiempo a rastrear usuarios en las redes P2P,  a la par que evidencian su incapacidad para afrontar las demandas presentadas desde otros ámbitos como las redes sociales.

Todo este post se origina porque hoy aparece en varios medios la noticia La EU emprende una cruzada contra las webs de pornografía infantil (nótese que el titular dice Webs y no P2P),   en la que se aporta como solución un filtro europeo de contenidos, como el existente en Australia,  que ha sido duramente criticado desde distintos sectores que opinan que no es una solución para erradicar este problema.

El Circamn no es otra cosa que el filtro europeo de contenidos.   Un proyecto de censura de Internet,  sin que previamente exista una ley en la Unión Europea sobre la publicación de contenidos sexuales  para adultos, que no olvidemos es el contenido estrella de la red.  Urge una normativa similar a la existente en EEUU  U.S.C. 2257 (que garantiza que una imagen está protagonizada por una persona mayor de edad sin dar pie a la enorme subjetividad del ojo humano).

Cuando este proyecto se ponga en marcha, se intentará tapar la realidad de la vista pública de los internautas europeos.  Así no dolerán las conciencias.  ¿Acaso los verdaderos delincuentes usan las redes públicas para traficar con estos contenidos? Creo que seríamos muy ingenuos si pensáramos eso.  Quizás el objetivo de esta censura es tapar un problema que existe incluso dentro de la mismas fronteras de la Unión Europea.

Es peligroso olvidarlo,  los abusos sexuales infantiles siguen ocurriendo en el mismo lugar de siempre, cercano a los niños y  lejos de internet.

La Pedofilofobia, el peor virus de Internet

Bajo la escusa perfecta de la protección de la infancia se esconde uno de los peores virus sociales de la historia de Internet.

Cualquier movimiento en pro de la protección de la infancia es atendido y respaldado masivamente por los internautas.  Unos con nobles intenciones y otros simplemente por liberar sus cargos de conciencia delegados a un clic de ratón.

Pero cada día que pasa, cada clic o post procedentes de esas nobles campañas están logrando un objetivo que pudiera favorecer a los creadores de estos aberrantes materiales. El GOOGLE BOMBING echa tierra o hace inaccesible el acceso a contenidos de pornografía infantil que se han filtrado, posiblemente de manera accidental, al acceso público.  ¿Acaso a un pederasta le pudiera interesar que el testimonio de su agresión saliera a la luz pública? De esta forma,  bombardeando (tapando) las búsquedas de  internet se imposibilita, incluso a los agentes, la localización de estos archivos.

La pornografía infantil es un material execrable, consecuencia de un delito muy grave como es el abuso sexual que un adulto comete con un niño.   Este material es frecuentemente la una única oportunidad para detener al agresor sexual y liberar a un niño de su abuso. Los abusos sexuales infantiles (ASI)  suelen cometerse en el entorno cercano del niño sin generar ningún tipo de evidencia digital en forma de pornografía infantil.

Seríamos unos ilusos o imprudentes si pensáramos que los pederastas ofrecen sus archivos, evidenciando públicamente sus delitos, de forma libre en buscadores, páginas webs o a través de las redes P2P.  Los pederastas  utilizarán otros sistemas anónimos y cifrados para distribuir esos archivos.

La protección real de la infancia no puede quedar relegada a un segundo plano.  Adelantar las barreras de protección de la infancia, focalizando el problema y destinando los esfuerzos casi exclusivamente en “parar  la tenencia o difusión gratuita” de estos aberrantes contenidos en Internet es un grave error.

No ayudes a enterrar los contenidos de pornografía infantil. Quizás estás enterrando para siempre una única oportunidad de salvar a un niño.

Debemos buscar otros modos de actuar.

ENLACES RELACIONADOS

PEDOFILOFOBIA: La contagiosa culpa, el previsible miedo, la peligrosa pasión y la consecuente ignorancia