Mi mejor título: mi certificado de cancelación de antecedentes policiales

En varios momentos, durante los últimos seis años, he tenido pesadillas en las que imaginaba que un policía me ordenaba parar  en un control rutinario de tráfico, y al comprobar mis antecedentes policiales -no confundir con penales- se contagiaba de la peligrosa pasión que estos asuntos generan, errando nuevamente el tiro.  Hoy,  por fin he recogido el mejor de mis títulos, el oficio de cancelación de esos antecedentes policiales:

Vista la solicitud y la documentación aportada, se ha resuelto acceder a su petición de cancelación de los datos personales y antecedentes policiales, que figuran, hasta el día de la fecha, en el fichero de Personas de Interés Policial – PERPOL

Existe una confusión generalizada entre antecedente penales y antecedentes policiales.  Los antecedentes policiales se generan en una actuación policial, independientemente de su posterior resultado judicial. Mientras que, los antecedentes penales son los que  resultan después de la existencia de una resolución judicial de condena en firme.

En este país, las cagadas policiales no se resuelven de oficio.  Los antecedentes policiales, que nunca llegan a generar una condena, se mantienen en una base de datos policial llamada PERPOL (Personas de Interés Policial) y debe ser el identificado en esos actos policiales el que inicie el procedimiento de cancelación.

Me viene a la cabeza esta noticia: Publican las primeras imágenes de la ficha policial de Isabel Pantoja.  Me pregunto si algún responsable  se ha preocupado en averiguar quién fue el autor de esa canallada. Independientemente del resultado final que pudiera tener el  juicio de esa persona, me parece repugnante que se tolere esto en España.

Para el que suscribe este post, salir de esa lista negra policial significa el fin de un ciclo con un largo y penoso camino.  Salir de una lista en la que mis datos personales figuraban como implicado en un posible delito con un título penal de tamaña desproporción:  “prostitución y corrupción de menores”  ¿por una descarga P2P que nunca hallaron?  (detalle del título  penal que se aplica a los detenidos P2P)

Para llegar al final de este camino,  tuve que realizar todo el proceso personalmente, pese a que recientemente se ha habilitado la cancelación de ambos tipos de antecedentes (penales y policiales) a través de certificado digital en la Sede Electrónica del Ministerio del Interior.  Paradójicamente,  al intentar realizar el trámite a través de la Sede Electrónica, con mi certificado digital, me aparecía este mensaje:

Podréis imaginar que en ese momento me vinieron a la cabeza todas las teorías conspiratorias y manías persecutorias sobre mi persona.  Pasada la ansiedad que me supuso recibir ese mensaje – no es broma –  lo intenté notificar y desconozco si ya han resuelto el problema técnico. Huelga decir que mi certificado funciona perfectamente en otros servicios digitales.

Para poner fin a mi proceso queda pendiente que los señores de la BIT se dignen a devolverme mi viejo portátil, que sigue actualmente secuestrado en sus dependencias.

8 comments

  1. Te felicito de todo corazón, Indignado. No suelo escribir en el blog, pero sí lo frecuento, ya que siempre he encontrado en él el consuelo de saber que no estamos solos ante el atropello del que fuimos objeto hace ya más de un año. Encontrar este espacio en los primeros días después del sobresalto de la detención de mi marido (a pesar de encontrar nada de lo que la policía buscaba) supuso un gran consuelo. Y nos ha servido de ayuda y apoyo todo este tiempo, Te damos las gracias por mantener abierto el hilo aunque tu circunstancia ha cambiado y ha tenido un final feliz, Enhorabuena, anigo y gracias. Alon

  2. Desde el 17 de agosto del 2011, JUECES TRAMITARÁN DE OFICIO CANCELACIÓN Y/O ANULACIÓN DE ANTECEDENTES POLICIALES:
    http://historico.pj.gob.pe/imagen/noticias/noticias.asp?codigo=19054&opcion=detalle

    Añade que se advierte que existen otros casos en los que se mantienen vigentes los antecedentes judiciales de personas cuyos procesos fueron archivados o concluyeron con sentencia absolutoria.

    Esta situación, añade la disposición, ocasiona una grave afectación a sus derechos fundamentales, pues al registrar este tipo de antecedentes son víctimas de arresto o detenciones por intervenciones policiales, lo que genera a su vez la interposición de numerosas demandas de hábeas corpus por detenciones arbitrarias.

  3. Por lo que veo esa noticia que publica corresponde a Perú. Aquí en España, la cancelación de los antecedentes policiales que nunca llegan a convertirse en antecedente penales, debe solicitarla el ciudadano afectado por esos antecedentes.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s