Ahora lo tienes , ahora no lo tienes, es igual te rebajo la pena de 4 años a 6 meses

La operación AZAHAR de la Guardia Civil, surgida en Octubre de 2005 ha originado al menos 3 recursos al Tribunal Supremo y sus correspondientes sentencias.  Una de las sentencias  más sonadas  fue la originada por una internauta de Tarragona, que propició este famoso titular  El Tribunal Supremo avala los rastreos policiales sobre las redes P2P Id Cendoj 28079120012008100213

En otra sentencia posterior, veíamos como un internauta utilizó argumentos  como la solicitud del manual técnico del rastreador Híspalis. Id Cendoj 2807912008100359

Pero la sentencia que más me ha llamado la atención es esta Id Cendoj 28079120012009100051 del presente año.

Este internauta fue detenido y condenado a 4 años de cárcel en el marco de la operación Azahar de la Guardia Civil. Una operación en la que se utilizó el  desaparecido rastreador Híspalis.

Veamos algunos trozos de esta sentencia:

Verán más adelante cómo se dice que las imágenes nunca llegaron al disco duro del internauta,  pero ahí pone escrito “puso a sabiendas”

¿archivo incoming? ¿un registro? esto está mal sin duda.  El registro del eMule, su caja negra, es el archivo Known.met. Es en este archivo donde se almacenan los metadatos que podría haber recibido el Híspalis.

¿Archivo incoming? ¿pero de qué hablan?  El rastreo remoto se limintó a consultar los metadatos de los clientes remotos sin si quiera comprobar la difusión efectiva.

Pues yo diría que la definición  en España parece ser “un niño es todo aquel que pueda  aparentar menos de 18 años a simple vista”

En referencia al último párrafo,  el internauta no lo ha admitido directamente, sino que se basan en un razonamiento peregrino para afirmar que acepta la tenencia porque su abogado pide que en lugar de corregir la barbaridad del 189.1.b se aplique al menos el 189.2
Pero veamos la lógica aplicada a este razonamiento:

Creo que nuestros juristas desconocen que un archivo puede ser descargado sin haber sido si quiera ofrecido a nadie. Creo que también desconocen que la  DIFUSIÓN es un DATO MEDIBLE CUANTITATIVAMENTE y los agentes tuvieron oportunidad de comprobar la medición en dos momentos: en la investigación remota,  fuente activa transmitiendo y en el registro domiciliario, mediante la revisión de la caja negra del eMule, el archivo Known.met.   Descargar sin compartir es frecuente, no por la voluntad del internauta, sino por la simple probabilidad de no recibir ninguna petición de descarga.

¡Nunca se archivaron tales imagenes en el disco duro! del sistema informático.

Este hombre ha sido marcado de por vida sin que le hayan encontrado ningún archivo pornográfico infantil.

Esta sentencia da para mucho más, existen más trozos, … pero estoy agotado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s