Mi vida personal

Aunque este comentario lo escribo en Marzo de 2008,  recuerdo perfectamente cómo me sentía en Diciembre de 2006.

Una año feliz y con muchas cosas buenas,  excepto el marrón de este jodido procedimiento.

Como he comentado en alguna ocasión,  terminé mi carrera de maestro en 2005.  En estos momentos (2006) estoy inmerso en plena campaña de preparación de oposiciones (marzo 2007). 

¿Usted dejaría a su hijo conmigo en clase?
No creo que necesite la respuesta. Así fueron los ánimos con los que enfrenté mi futura oposición, con un justo y merecido suspenso.

Cuando te ves inmerso en este tipo de movidas, te planteas muchas dudas sobre si contarlo o no a tu entorno cercano.
Por mucha confianza que tengas, cada uno sacaría su propia conclusión.
Confieso que yo he pecado de exceso de confianza, y he contado mi situación a mucha gente. Ahora me arrepiento.

Mi familia: mi padre a su edad y con su enfermedad vive en su mundo e intento que no salga de él. Mi hermano y mi novia que son claros conocedores de lo que me sucede y les tengo informados al minuto.

Mi novia!!! lo más grande!!.. una chica estupenda y sobre todo una amiga. No es fácil confesar a tu novia este tipo de asuntos y que encima te comprenda.

Mis amigos cercanos,  conocen lo que me ha sucedido. Ahora soy su asesor!

Mis compañeros de trabajo,  son conocedores de todo lo que me ha sucedido.

Mis compañeros de academia de preparación oposiciones,  un día se me escapó y se lo solté a unos pocos.  De esto me arrepiento.

Cuando vas a contar tu “secreto” a alguien, necesitas asegurarte de que dispondrás del tiempo suficiente para dar explicaciones.  No puedes ir y decir “me han detenido por pornografía infantil” . Como si de un predicador fideliano se tratara, debo asegurarme el tiempo suficiente para percibir que me han comprendido.

Lo peor es que a cada persona que le cuentas tu secreto se ha convertido en una suscripción a tu boletín de vida personal.  Me obligo a justificar siempre todo, intentando no spamnearles demasiado!. 

Por otro lado, soy un ciudadano de segunda. He perdido el comodín del público!. Si en una manzana se perdiera un menor y investigaran a todos los adultos, probablemente yo sería un sospechoso.

Todas estas paranoias, me imagino que son normales, cuando estás bajo la presión de este tipo de situaciones.

Espero no caer en la depresión, mas líbranos del mal…..amen!

2 comments

  1. Yo tambien fui detenido en otra operación contra la pornografia infantil en Internet hace más de 2 años, anunciada a bombo y platillo por la prensa y televisión. La famosa donde un agente infiltrado “cazó a unos cuantos incautos” a los que nos dieron “honores” similares a integrantes de un Comando de ETA a punto a atentar o terroristas islámicos. En mi caso en concreto, me acusaron de “corrupcción de menores”, (no sabía si reir o llorar dentro de mi estupor). Tenía una hija por entonces de 12 años que empezaba a utilizar los chats de internet para hablar con sus amigas o encontrar otras nuevas. Como conocedor un poco del mundo de internet mi preocupación era evidente porque sabía que ene esos chats supuestamente para niños se coñaban adultos buscando contactos con menores, como así lo comprobé simulando yo ser una menor y viendo como me asediaban todo tipo de indeseables. Queriendo seguir con esta investigación me adentré más en este tema y tuve conversaciones con ellos de todo tipo en diversos chats de sexo, para controlar sus nick o cuentas de correo por si entraban en contacto con mi hija, en fin, me obsesioné con este tema y creo que en elgún momento se me fué la cabeza y perdí el control, hasta que en una ocasión uno de ellos me solicitó fotos de menores (que le gustaban sobre 10 u 11 años); Yo le contesté que no tenía ese tipo de fotos y que sería mejor que se olvidara del tema porque podría meterse en un problema y él insistía preguntandome si conocía a alguien que las tuviera y yo que no sabía de nadie, que preguntara por ahí o que las sacara directamente de internet, que era muy facil, y él haciéndose el tonto, decía que no sabía buscarlas, y yo en un momento tonto que todos podemos tener, sobre la marcha busqué unas fotos (2 según mi Abogado eran de las que hablaban las actuaciones de más de 2000 folios con todos los imputados) con “apariencia” de menor, porque lógicamente no tenía su DNI con la edad y se las mandé. El se puso muy contento porque claro, ya había cazado a otro incauto y así hasta 11 en que decidieron cerrar el caso y hacer la redada en plan película americana. Como ves, es un claro ejemplo de un agente encubierto que provoca el delito, pero supongo que él habrá actuado con el consentimiento de sus superiores y que no se habrán parado a pensar en esas menudencias (los medios justifican el fin). Después me enteré que era un agente de Tráfico que se dedicaba a poner multas y que navegando por internet en su casa privadamente dió con alguien que le envío fotos de menores y a partir de ahí comenzó la investigación. Parece ser que después de esto le ascendieron y se colgó unas cuantas medallas a costa de haber destrozado la vida de unos cuantos. En el registrto de mi domicilio no encontraron esos miles de archivos de los que habla siempre la prensa en estos casos, tan solo unas cuantas fotos que pudiera tener en mi ordenador que habrá que demostrar la edad que tienen (aunque viendo tu caso, me echo a temblar), un CD con fotos familiares y de puestas y sol y unos videos con recetas de Arguiñano. Unos de los Guardias Civiles que hacía el registro no ocultaba su enfado por no encontrar lo que esperaban y otro ponía cara de estupor como diciendo ¿Que hacemos aquí?. El caso es que llevo más de 2 años a que se me comunique algo sobre este tema desde el Juzgado, pero lo único que me dicen cuando llamo es que están pendientes de recibir el informe de Madrid sobre el análisis del ordenador. ¡Increible!. Tú por lo menos has ido teniendo noticias sobre tu caso, como es lógico. Y yo mientras tanto firmando los días 1 y 15 de cada mes con la vida destrozada a todos los niveles, familiar, social, económica y laboral (estoy de baja por depresión desde ese fatídico día, estando tratado por psiquiatra y psicóloga para superar este trauma), sin que se me ofrezca la posibilidad de defenderme, habiendo sufrido un linchamiento público y soportando las miradas inquisitoriales (los que se atreven, porque otros hacen como que no me ven, no sea que se contagien de algo….). Al menos, tengo el apoyo de mis amigos de siempre, mi familia y mi mujer, aunque la tensión del caso estuvo a punto de costarme la separación. Es lo que me da fuerzas cada mañana para levantarme, saber que tengo que luchar por mi mujer y mi hija para demostrar mi inocencia algún día, aunque viendo como funciona esto por tu experiencia, me temo lo peor.
    Gracias por darme la oportunidad de este pequeño deshaogo y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s